Tecnología

No. REGISTRO ISSN 00000349

REGISTRO DE DERECHOS DE AUTOR 04-2011-101713375500-203

Año 3, núm. 25, Junio 2014.    Publicación bimestre

EL ORIGEN DEL DISEÑO WEB     ADAPTABLE

 

Por Francisco León Pérez.

El Diseño Web Adaptable es una técnica que consiste en desarrollar una sola página Web que tenga la capacidad de detectar la resolución de la pantalla del medio que la solicita y con base en ella, mostrar información específica y distribuida de cierta forma. Así, los diseñadores Web no tienen que crear versiones diferentes de sus páginas, una para computadoras personales y otra para dispositivos móviles.

A continuación se hará una breve reseña del origen de esta técnica de diseño de páginas Web.

PORTABILIDAD: EL CASO DEL TELÉFONO

En la actualidad, las familias (y también muchos negocios) demandan cada vez menos a los teléfonos fijos, pues están siendo sustituidos por los teléfonos móviles. Aunque económicamente los primeros aún resulten mejor opción (aunque cada vez los costos-beneficios se van equilibrando más), la preferencia favorece a los segundos. La comunicación oral, objetivo primario de los teléfonos, es perfectamente establecida con los celulares. La portabilidad y la disminución de costos debida al avance tecnológico y a la insípida (pero existente) competencia son las razones más importantes para que esto sea posible. La única “esperanza” de los fijos parece ser un salto tecnológico, como  vídeo llamada en HD, por ejemplo.

¿QUÉ PASA CON  INTERNET?

Parece similar lo que ocurre con el uso de Internet. Inicialmente, sólo en computadoras personales era posible acceder a ella, a través de un módem alámbrico conectado a la línea telefónica, y teniendo como medio de visualización un monitor o pantalla, regularmente de entre 14 y 17 pulgadas de tamaño diagonal.  Actualmente, el acceso a Internet puede establecerse desde un celular, una tablet u otros dispositivos móviles, cuyo tamaño de visualización es sumamente menor a los monitores antiguos. Sin embargo, los móviles no sustituirán a los no móviles (como parece inevitable en el caso de los teléfonos), sino que seguirán compartiendo los beneficios que les ofrece la red.

MÚLTIPLES OBJETIVOS DE  INTERNET

La red de redes se ha convertido en una herramienta fundamental en la actualidad. Ya sea como medio de investigación, de trabajo o de entretenimiento, es infaltable para la mayoría de la población, desde niños de primaria hasta los recios adultos renuentes al cambio, pero al fin inmersos en la marea tecnológica (aunque sólo en la absorbente urbanidad). Sin embargo, a diferencia del teléfono, existe una multitud de objetivos en el uso de Internet, desde la búsqueda de un concepto hasta la localización de un lugar en el mundo mostrado, incluso con imágenes o vídeo de los más mínimos detalles a su alrededor. Por ello, su uso seguirá en forma indefinida y es el medio infaltable que considerar para llegar a las masas, sea como sea.

PARA TODOS LOS NAVEGANTES

Desde hace algunos años -y como lo predijo el visionario Steve Jobs- la tendencia de la Web ha apuntado hacia la comunicación inalámbrica. El concepto de “oficina portátil” es ya una realidad. Cada vez más personas pueden sentirse seguras fuera de sus lugares fijos de trabajo, pues virtualmente cargan con toda la información necesaria para realizar su trabajo a donde sea que vayan. Estos navegantes tienen en su móvil el acceso más frecuente a la red.

Entre la interminable variedad de razones por las que se usa Internet, existen muchas que requieren el uso de medios de visualización de tamaño mayor al de un dispositivo móvil para obtener mejores experiencias de usuario: desde la posibilidad de observar a mayor tamaño el texto o imágenes de una página, hasta el hecho de contar con más objetos visibles al mismo tiempo que den un panorama más amplio de lo que ofrece el sitio Web. Esto hace que las computadoras personales y las laptops seas utilizadas por una enorme cantidad de usuarios. Incluso, la comodidad que brinda navegar en estas últimas es una razón suficiente para preferirlas en relación a los móviles. Estos navegantes prefieren campos de visualización mayores.

DOMINIOS MÓVILES

Cuando se advirtió el volumen del acceso a Internet a través de móviles, las compañías que tenían páginas Web diseñadas para mostrarse en monitores o pantallas comenzaron a preocuparse, ya que tales diseños no podrían visualizarse adecuadamente en el display de un móvil. Podrían perder ese mercado.

Por ello, comenzaron a diseñar páginas alternas con la información más importante para que pudiera ser visualizada en el móvil. Estas páginas se colocaron en lo que se conoce como dominios mobi (de mobile, vocablo en inglés para el término móvil),  que están destinados a considerar exclusivamente páginas para dispositivos móviles. Empresas como Google, Microsoft, Nokia, Samsung, Ericsson y VISA comenzaron a patrocinar estos dominios.

Las páginas alojadas en ellos deben cubrir ciertas características especiales, como:

  • disponer del perfil móvil XHTML-MP (WAP 2.0),
  • no utilizar frames,
  • utilizar div en vez de tablas,
  • configurar el servidor para que responda al dominio de segundo nivel (respuesta sin necesidad de www y
  • se recomienda adaptar el contenido, en especial imágenes, a las características del móvil.

Cuando desde un móvil se solicita una página que tiene un par mobi se realiza un redireccionamiento a un dominio mobi que contiene la versión para móviles correspondiente. Ahora, el problema consistía en tener que desarrollar 2 versiones de página: una para computadoras personales y laptops, y otra para dispositivos móviles.

DISEÑO WEB ADAPTABLE

El Diseño Web Adaptable (Responsive Web Design, en inglés) es una técnica que consiste en desarrollar una sola página Web que tenga la capacidad de detectar la resolución del medio de visualización y, con base en ella, mostrar información específica y distribuida de cierta forma. Con su uso, ya no es necesario crear dos versiones de una sola página. El creador de esta técnica es Ethan Marcotte y la dio a conocer en su libro Responsive Web Design.

Utilizando HTML5 y CSS3 es posible hacer que el diseño, contenido e imágenes cambien de tamaño y estructura adaptándose al ancho de la pantalla del dispositivo. La esencia de esta técnica de desarrollo Web está integrada por:

  1. Media Queries y Media Queries listeners
  2. Diseño basado en contenedores flexibles que utilizan un tamaño relativo
  3. Imágenes y componentes HTML flexibles a través de un cambio dinámico

 

Un ejemplo del uso del Diseño Web Adaptable se puede observar en la siguiente figura. Una página puede estar diseñada de tal forma que detecte 3 posibles resoluciones del medio de visualización, y, dependiendo de ello, determinar qué elementos mostrará, de qué tamaño y en qué posición se encontrarán.

 

Las páginas que utilizan esta técnica no requieren utilizar dominios mobi, ya que pueden correr en navegadores Web que soporten HTML5 y CSS3. Así, si un móvil solicita la página, no se debe redireccionar al dominio móvil, como lo hacen muchas páginas en la actualidad. Sólo se interpreta el diseño adaptable y se muestran los elementos en la forma adecuada, establecida por el diseñador.

Es una buena posibilidad para los diseñadores Web, pues pueden abarcar una mayor cantidad de destinos sin tener que esforzarse en generar dos o más versiones de la misma página. Es obvio que hay que recorrer la curva de aprendizaje, pero una vez definido un método y haber establecido estilos de manera general, el proceso de desarrollo debe ser sencillo y rápido.

El estudiante de Ingeniería en TIC Lorenzo Rangel Suárez está trabajando en la generación de un método que guíe a los desarrolladores en el uso de esta técnica (de hecho, la figura anterior es de su autoría), en colaboración con el Cuerpo Académico de servicios Tecnológicos de la Universidad Tecnológica de Tecámac. Resultará interesante conocerla y popularizarla para obtener los beneficios de esta noble técnica.

Bonito día!

 

AUTORES: Cuerpo Académico de Servicios Tecnológicos

M. en C. Francisco León Pérez

Mtro. Omar Téllez Barrientos

M. en A. Angelina Díaz Alva

M. en C. Moramay Ramírez Hernández

 

Editorial  RA-MA S.A. Editorial y Publicaciones; Edición: 1 (26 de febrero de 2013)

ISBN: 8499642098

 

 

No REGISTRO ISSN 2007-4859

REGISTRO DE DERECHOS DE AUTOR 04-2011-101713375500-203

Año 3, núm. 25, Junio 2014.    Publicación bimestre

LOS JÓVENES Y LA INSURGENCIA EN EL SIGLO XXI


Dr. Myceno Gómez Games

Ante los hechos a nivel mundial que se han estado suscitando con el fin de derrocar a las dictaduras en países como Túnez, Egipto, Libia, España, Venezuela y Ucrania se puede afirmar que varias vertientes se encuentran y entrelazan en estos movimientos que se han orquestado principalmente por jóvenes a través de las redes sociales.

Las redes sociales juegan un papel importante en el nuevo milenio pues, es bien sabido que la información puede llegar en menos de un minuto a diferentes partes del mundo; noticias frescas que permiten tener un panorama exacto más allá de las especulaciones.

La voz y el pensamiento de miles de ellos, los llamados revoltosos, originarios de distintas partes del mundo quienes han  buscando la caída del régimen enquistado en sus diferentes naciones y al mismo tiempo buscan abrir caminos ligados a las redes sociales son el resultado de una serie de  problemas diversos que aquejan al desarrollo sustentable de estos países.

Podría decirse que es una generación que se niega a ser condicionada y absorbida por el sistema autoritario tradicionalista y por ello se lanzan a las calles para levantar su voz utilizando diferentes nombres como inconformes, indignados, yo soy 132 (en el caso de México) y hasta un movimiento estadounidense denominado “Occupy Wall Stret”.

Y así, tras grandes consignas contra aquellos sistemas piramidales, los jóvenes han creado sus lemas y consignas debido al aglutinamiento de sentimientos por abuso de autoridad y de esta manera dejan en claro que han tomado conciencia sobre la justicia social en sus naciones.

Por otra parte, los dueños de medios electrónicos en diferentes naciones, sus representantes y sus trabajadores federales han hablado por décadas en nombre de la ciudadanía, desinformando, engañando e intoxicando los contenidos de su programación.

Tal es el caso de Venezuela quien desde hace 14 años el entonces presidente Hugo Chávez, monopolizó las comunicaciones electrónicas y hasta el día de hoy se está librando una garrafal batalla tanto en las calles como en internet en donde el corte de este servicio deja en claro que se busca silenciar las denuncias opositoras al régimen “chavista”

Por su parte, el actual mandatario de aquella región bolivariana, Nicolás Maduro, se ha empeñando en silenciar a los medios de comunicación que le resultan incómodos y que dan a conocer la serie de disturbios que ocurren en esa región de Sudamérica.

No obstante, los jóvenes luchan contra corriente a través de algunas redes sociales (siempre y cuando no estén bloqueadas) para reportar la crisis y organizarse para luchar en las calles.

En muchas ocasiones, el enemigo es sanguinario y muy poderoso, pero la fuerza de la justicia alienta a los inconformes al camino de la lucha.

Lo anterior, sólo por recordar los hechos ocurridos en los países islámicos a principios del 2011; movimiento mejor conocido como la “Primavera Árabe” en donde las naciones de Egipto, Túnez y Libia de sus gobiernos opresores quienes por mucho tiempo se han encontrado sumergidas en tremendas crisis económicas y el sometimiento de dictaduras corruptas.

En una primera instancia, los jóvenes tunecinos derrocaron a su entonces presidente, Ben Alí, quien prometió durante su mandato nuevas reformas para impulsar la economía, libertad de expresión y sobre todo: la no reelección. Fueron tan palpables las protestas que hasta el ejército disolvió aquel gobierno intransigente y se llevaron a cabo nuevas elecciones.

Mientras tanto, el efecto dominó parecía inevitable ya que con lo sucedido en Túnez los egipcios hicieron lo suyo para derrocar al dictador Hosni Mubarak quien también restringió el acceso a las redes sociales para evitar que se incrementara la movilización de masas.

Pero cuando el efecto llegó a Libia, el dictador Muamar al Gadafi inmediatamente reaccionó reprimiendo a cuanta manifestación se presentaba en torno a aquella dictadura en donde desafortunadamente murieron alrededor de más de mil civiles luego que Gadafi fuera a la caza de sus enemigos que eran la mayoría de los tripolenses. Aún así, tras la lucha contra viento y marea el tirano fue derrocado inevitablemente.

Como resultado de la Primavera Árabe, la inspiración llegó más allá del continente asiático asentándose en España en donde aún azota la crisis económica y la proliferante corrupción de los partidos políticos. Por ello los llamados Indignados protestaban contra el sistema político y bancario justo antes de las elecciones celebradas el 22 de mayo de 2011. Pero aquellas protestas se prolongaron hasta el 12 de junio en donde acuñaron la frase: “No nos vamos, nos expandimos”, misma que siguen utilizando en cada manifestación social.

Hoy por hoy la inspiración en aquellos movimientos del 2011 y teniendo como aliado a las redes sociales se siguen suscitando movilizaciones como es el caso de la nación ucraniana en donde sus jóvenes intentan derrocar a su presidente Víctor Yanúkovich, quien se aferra a las delicias del poder, a las viejas prácticas de enajenación y a la intimidación y represión pública.

Por su parte, aquellos gobiernos que están siendo afectados utilizan la televisión como arma letal, ya que intentan presentarse como victimas ante estos sucesos escudándose en la libertad de expresión y mostrándose como testigos de los hechos y de prueba final de aquello que está sucediendo.

El objetivo es el siempre; evitar el despertar de los jóvenes quienes podrían mostrarse como una generación heroica y engañar a miles de mentes adormiladas por medio de múltiples apariencias, todas ellas a través de un espejismo de sueños llamada: televisión.

REFERENCIA.

LA JORNADA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *